domingo, 21 de marzo de 2010

Los fines de la educación

Desde mi experiencia como docente (del aprendizaje más que de la enseñanza), en la institución educativa villa cielo, en compañía de un pequeño grupo de colegas, buscamos “a pesar de las condiciones en que viven nuestros estudiantes, con deprivaciones culturales y afectivas”, potencializar el desarrollo de la inteligencia, de la imaginación, de las habilidades, conocimientos y valores, como fin de la educación: la formación integral de personas.

Lo que nos ha permitido resignificar nuestro perfil profesional como docentes mediadores en el proceso formativo, en el contexto cultural de nuestros estudiantes; otro fin de la educación: centrarse en el estudiante, del objeto de conocimiento (disciplinar) pasar al objeto de aprendizaje (didáctica), para así poder pensar en una educación basada en competencias, respondiendo a la pregunta básica en qué deben ser competentes nuestros estudiantes.

Vemos un tercer (o cuarto) fin de la educación en los procesos de regulación o evaluación de estas competencias, lo que “permite comprender la acción de aprendizaje del estudiante” y al estudiante ser auto crítico, autoevaluarse “pasando revista a sus errores” y a sus logros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada